Acerca del Co2
El Dióxido de Carbono (también conocido como bióxido de carbono y anhídrido carbónico) es una molécula compuesta por dos átomos de oxígeno y uno de carbono. Su fórmula química es CO2. Es un gas pesado e incoloro que constituye el cuarto componente más importante del aire seco en una proporción de 0.033% por volumen.

Muchos seres vivos al respirar toman oxígeno de la atmósfera y devuelven dióxido de carbono. El CO2 es uno de los gases de efecto invernadero que contribuye a que la Tierra tenga una temperatura habitable, siempre y cuando se mantenga en unas cantidades determinadas. Sin dióxido de carbono, la Tierra sería un bloque de hielo. Por otro lado, un exceso de CO2 impide la * de calor de la atmósfera y provoca un calentamiento excesivo del planeta.

El Dióxido de Carbono (CO2) tiene múltiples uso y aplicaciones comerciales. El mismo cumple un papel importante en procesos industriales y en segmentos muy variados, como lo son los sectores Alimentos y Bebidas; Metalmecánica; Químico; Petrolero; Medicinal y otras industrias en general. El CO2 es un gas muy versátil; puede ser empleado en cualquiera de sus estados (gaseoso, líquido o sólido), para una aplicación en particular. Sin embargo, el mayor volumen de aplicaciones es en su estado gaseoso.

Su forma típica de almacenamiento y trasporte es en estado líquido.

Aplicaciones más comunes del CO2 Otras Aplicaciones del CO2
Carbonatación de Bebidas Gaseosas
Conservación de Alimentos
Control y neutralización de PH en efluentes
Extinción de Incendios
Control de Atmósferas (Inertización)
Soldadura
Estimulación de Pozos Petroleros
• Desencalado de Cueros
• Medicinal (Laparoscopia - Criocirugía)
• Moldeado de Arena